Home

Viene del artículo en Revista Formación XXI y forma parte de esta serie de post “Zaragoza Activa o cómo hackear el sistema para crear un ecosistema emprendedor”.

I Intro. La Moda de los emprendedores y los Gintonics
II Emprender para cambiar el mundo
III Ecosistema emprendedores, ciudades creativas
IV Zaragoza Activa, La Azucarera como núcleo del ecosistema

Cuando diseñamos el proyecto piloto de la Azucarera en una fábrica rehabilitada del siglo XIX de 4000m2  -que acabaríamos por bautizar como Zaragoza Activa-, pensamos que debería ser un espacio atractivo para ese 80% de jóvenes y jóvenes adultos que no participan en la mayoría de programas públicos porque no se ajustan a sus expectativas. Pensamos que debería tener una marca potente y visible que hiciera seductor el espacio y que debería emular lo mejor del marketing de las empresas privadas. Y pensamos que debería convertirse en el sitio de referencia para los emprendedores de la ciudad.

Hoy llevamos dos años y medio abiertos y recibimos una media de 1000 visitas diarias, hemos ayudado a nacer o despegar a más de 100 empresas, contamos con 3.000 asociados en la comunidad, participando en los programas de formación y networking que genera una media de 30 eventos mensuales… Un proyecto piloto que se ha convertido en buena práctica para la Unión Europea y que nos ha valido la selección del Ministerio de Industria por dos veces consecutivas como uno de los programas más innovadores en España.

¿Las claves?

4.1 Un espacio que permite itinerarios de transición.

El modelo de Zaragoza Activa trabaja con el itinerario vital de los ciudadanos del siglo XXI. Contamos con la Biblioteca para jóvenes Cubit, donde los usuarios -atraídos por los fondos de comics, videojuegos y películas-  tienen una media de edad es de 22 años. La idea era que esos jóvenes perdieran el miedo a los formales y amurallados centros empresariales y que se vayan enganchando con los eventos que programamos y que actúan como una invitación a la acción. Uno de esos 300 eventos anuales es el Countdown Game -una maratón de 24 horas en la que diez equipos deben prediseñar un vídeojuego-. Una vez hemos despertado su interés por la creatividad, la innovación y el emprendimiento quizá den el salto a programas más duros como el No-Master para emprededores o incluso presenten su proyecto al Semillero de Ideas cuyos usuarios tienen una media de edad de 26 años, donde serán incubados durante 6 meses, recibiendo una formación práctica que pretende agilizar la transformación de una idea en un plan de negocios. Otro de los servicios es Zona Empleo que atiende de forma muy personalizada a los desempleados y les propone un proyecto de búsqueda activa ¿Qué sentido tenía separar y estancar los programas de fomento empresarial de los programas de juventud y ocio o de los de empleo? Por último, Zaragoza Activa también tiene un espacio destinado al alojamiento de 17 empresas donde de forma natural desembocan muchos de las iniciativas auspiciadas desde Zona Empleo o el Semillero de Ideas, y cuya media de edad se sitúa en los 30 años. El círculo se completa cuando una parte importante de los eventos de formación y networking son liderados por las mismas empresas que se han consolidado -o incluso ya se han emancipado- en Zaragoza Activa. Estamos construyendo una comunidad.

4.2 Una estrategia orientada a la acción y no a los servicios.

La tentación de todo proyecto público es consolidar una batería de servicios que permita cumplir con el expediente, acomodarse a sus rígidas estructuras y profundizar en la eficiencia de los procesos basada en la repetición periódica y estable de sus proyectos. En Zaragoza Activa no nos gusta ese modelo porque suele tender a la inacción y la obsolescencia, más aún en un mundo tan vertiginoso y cambiante. Cambiamos la programación cada dos meses, profundizamos en lo que funciona y descartamos sin reparo lo que no. Una estrategia orientada a la acción nos permite surfear la ola mucho mejor que una orientada a los servicios.

4.3 Innovación en el ADN

Conectado con el punto anterior es preciso incorporar los procesos de innovación organizacionales como parte del ADN de los proyectos de nueva generación -debería ser el ADN de todos los proyectos públicos en realidad – Siempre decimos: “si dentro de cinco años Zaragoza Activa se parece a lo que es hoy, significará que hemos fracasado”

En esta línea durante 2011 tuvimos la oportunidad de gestionar un segundo espacio en la calle Las Armas, el epicentro del barrio más degradado de la ciudad, desde donde hemos impulsado un clúster urbano de economía creativa. Lo llamamos Made in Zaragoza y ya tiene adheridos 67 105 comercios creativos, dispone de una APP que geolocaliza sus espacios e invita a los turistas a visitarlos, también una web donde 25 blogueros que ya estaban escribiendo sobre esa Zaragoza diferente, ahora lo hacen sobre lo que sucede en esos espacios con encanto y además, desde hace unos días, estamos trabajando en una beta para que Made in Zaragoza sea también una tienda de comercio electrónico cooperativo.

Otro de los proyectos que nos hace mucha ilusión es que vamos a transformar esa comunidad de 3.000 4900 asociados (Sobre 55.000 usos totales) en una red social híper conectada. Se llamará Ecosistema ZAC y también está en fase beta… Teníamos los datos de 3.000 personas que se mueven y hacen cosas en la ciudad… ¿No son más útiles y poderosos si esas 3.000 personas comparten esos datos voluntariamente para conectarse y multiplicar las opciones de cooperación, que guardarlos celosamente?

Por citar tan sólo uno más, otro de los proyectos en el que estamos implicados es la generación de un espacio de cotrabajo colaborativo (Que acabó llamándose la colaboradora), donde la gente pagará los servicios con horas de trabajo a la comunidad. Partimos de asignar a cada coworker un sueldo teórico de 2.000€ y de cobrarles 100€ por nuestros servicios (un espacio, internet, tener acceso a talleres y un servicio de mentoring) solo que les daremos la opción de pagarlo con trabajo en favor de la comunidad, aportando por ejemplo un 5% de su jornada laboral. La era de vender con un power point se ha acabado, ha llegado la hora de colaborar y transformar esas cooperaciones en negocios. ¿O es mejor tener parada toda esa fuerza de trabajo y bloquear a esta generación llena de talento y creatividad?

Todo esto lo escribí hace un año… Jo-Do

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s